Viejita Hermanitas sentaditas

Mentira, también es por gusto! Pero efectivamente ha sido una necesidad física, profesional, intelectual y anímica sacar a la luz a Princesa Chocolata y su pequeño mundo, ya conté cómo inicio la idea, la marca, pero creo que esa necesidad y esos gustos han estado ahí desde pequeña y se han ido moldeando al paso de los años. Todo desde ser yo una niña muy típica… rosita, colitas, brillos muñecas, el compartir con mi hermana sus gustos, pelota, juegos al aire libre, el color azul y sobre todo el compartir y saborear la belleza del compartir, enseñado por mi linda madre y realmente muy bien aprendido por mi hermana y por mi, Hermana que me ha fortalecido en ser quien soy y en seguir mis sueños. que me apoya incondicionalmente con una fuerza que me gustaría yo poder transmitir con esta pequeña marca. Después el gusto de dibujar, ilustrar, hacer collage divertidos y creativos. Tener colección de libros infantiles por mi gusto personal. Comparar obras de arte de pequeños, realizar un negocio que no era el mio pero que me enseñó lo que podía hacer. Ser manual desde chica, es decir hacer todo tipo de manualidades, aprender a coser, tejer, hacer pan, mermeladas, y un montón de cosas sin sentido ni intención pero que al día de hoy agradezco pues todo eso ha ayudado a ir creando la historia de Chocolata.

La necesidad de Chocolata nace de toda mi historia , mis gustos, habilidades y ganas de crecimiento profesional y espiritual. ¿porqué espiritual? por que verdaderamente creo que puedo llegar, a las niñas a compartir un mensaje positivo, a sus madres o tias, o abuelas o papás y tios o abuelos, a realizar productos respetuosos con la vida, con la naturaleza y que sean lindos, creativos, necesarios y que ayuden a la vida, crecimiento de nuestras pequeñas clientecitas. La maravilla de Chocolata es que es un mundo, es que es más que ropa, son los productos y mensajes que este dispuesta a compartir.

Seguiré compartiendo mi gusto y necesidad

Dan
#:)