art prints chocolata

La colección de arcoíris que estamos sacando, salió de una forma para nosotros muy especial.

En las playas de Belice conocí en el traslado de una playa a otra a una niña española/ argentina  de unos 6 años, nos pusimos a platicar y después de una calurosa conversación ya éramos amigas por lo que me enseñó lo que había estado dibujando, entre sus libres y hermosos dibujos salió un arcoíris que no cabía en la hoja de la cantidad increíble de colores con lineas libres e infantiles, realmente el brillo de colores salía de la hoja en blanco. Después de enseñarme otros dibujos pero de quedarme pensando en el arcoíris me decidí a proponerle comprárselo, pues no es algo que hago por primera vez, me gusta coleccionar y comprar dibujos a niños. Estando su madre presente  se rehusa total mente y quiere que la niña me lo regale lo cual yo me negué rotundamente, quería retribuir al arte de  la artista. Por lo que quedamos en un hermoso trueque, ella me regalaba su dibujo y yo le hacia una mariposa de origami; que por cierto soy  experta después de hacer unas 40  mariposas gigantes de origami para mi ahijada, .Por lo que me parece, todos quedamos contentos. Y así fue como me hice de una  nueva pieza para mi colección y me inspiró a crear esta pequeña colección que seguramente crecerá pues hay un sin fin bellas posibilidades. Por lo pronto nos quedamos así, con 7 y con muchas ganas de que iluminen y alegren muchas habitaciones y espacios en  blanco.

Siendo siempre un homenaje al arte infantil, teniendo claro que llegar a sus trazos originales, frescos y francos es un gran reto y una gran inspiración.